• drcaballerodeleon

Técnicas Intervencionistas del Dolor.

Hola, de nuevo saludándoles y tomando este espacio para hablar sobre dolor crónico.

Hoy quiero comentarles acerca de algunas de las opciones de tratamiento, que de acuerdo a la OMS (Organización Mundial de la Salud), son una referencia para lograr alivio al dolor, con un alto porcentaje de efectividad.


El dolor está asociado a una lesión tisular real o potencial y sabemos que hay muchos mitos al respecto de los tratamientos para aliviar el dolor, el cual es considerado crónico si tiene una duración que va más allá del tiempo de recuperación de la lesión inicial.


Luego entonces, retomando la escala de manejo del dolor establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS, 1996), señala 4 niveles de tratamiento considerando el tipo de dolor: leve, moderado, severo.

Nivel 1, dolor leve: no opiodes +/- coadyuvantes.

Nivel 2, dolor moderado: opiodes débiles +/- no opiodes +/- coadyuvantes.

Nivel 3, dolor severo: opiodes fuertes +/- no opiodes +/- coadyuvantes.

Nivel 4, técnicas intervencionistas, en aquellos pacientes que el control del dolor es difícil y no hay respuesta con la terapia farmacológica convencional o cuando los efectos secundarios son intolerables a pesar de lograr una analgesia adecuada.

Es evidente que el abordaje en el paciente que presenta dolor crónico es diferente al que se da en aquel paciente con dolor crónico por cáncer y que requiere cuidados paliativos, ya que la condición clínica en esos pacientes es determinante para el uso de técnicas de tratamiento diferentes.


Pero, ¿en qué consisten las técnicas intervencionistas del dolor?, ¿por qué debe ser un médico especialista en medicina intervencionista del dolor quien indique el tratamiento para aliviar esté? Las técnicas intervencionistas del dolor, son procedimientos mínimamente invasivos, que se realizan en alguna estructura nerviosa de una articulación, cuyo objetivo es aliviar el dolor y que el paciente tenga Calidad de Vida y Funcionalidad, No Más Dolor.

Los Algólogos o especialistas en Medicina Intervencionista del Dolor, estudiamos y tratamos el dolor en todas sus formas, previo diagnóstico a través de entrevistas, autoinformes verbales, escalas analógico-visuales, escalas numéricas, tests estandarizados de medición del dolor, evaluación conductual y evaluación psicológica.


La osteoartrosis (dolor articular), cervicalgias, cefaleas (migraña), neuralgia postherpética, neuropatia diabética dolorosa, neuropatía por compresión nerviosa, dorsalgias, lumbalgias, dolor en ciática o cadera, tendinitis, fascitis plantar, neuralgia del trigémino, son las patologías más frecuentes de dolor crónico no oncológico.

Por otro lado, el dolor crónico oncológico, se produce derivado de la enfermedad y se presenta aproximadamente en el 90% de los pacientes con cáncer, un 30% de ellos al momento de ser diagnosticados ya lo padecen. Debido a sus comorbilidades y a la rapidez de respuesta que debe tener el tratamiento, se hace uso de técnicas intervencionistas del dolor, como la neurólisis por radiofrecuencia, neurólisis del ganglio de gasser del nervio trigémino, neurólisis de nervios fascetarios de las articulaciones vertebrales, ablación de nervios periféricos, entre otras.


Todos los procedimientos se realizan guiados con fluoroscopia para asegurar la efectividad y seguridad del procedimiento intervencionista realizado, con anestesia local y de manera ambulatoria.


El tratamiento intervencionista del dolor y cuidados paliativos tiene opciones de tratamientos diversos, todos enfocados a generar alivio.

Los pacientes tienen derecho a no sufrir dolor, a tener la mayor actividad en su vida diaria, independencia, calidad de vida y funcionalidad.


7 views0 comments