• drcaballerodeleon

Radiofrecuencia Pulsada en Dolor Crónico.

Hola a todos, muy buenas tardes. Como saben el dolor tiene un origen diverso y es considerado crónico cuando excede el tiempo de recuperación de la lesión incial. El día de hoy comentaré sobre esos pacientes que presentan dolor crónico y que quizás algunos de ellos han tenido algún tratamiento o infiltraciones y si bien han tenido alivio al dolor, éste no ha sido duradero, en ellos una excelente opción sería la Radiofrecuencia Pulsada.

No olvidemos que los criterios de elegibilidad para la Radiofrecuencia Pulsada en el paciente, dependerán de la localización del dolor y el origen del mismo.




Pero, qué es la Radiofrecuencia Pulsada, ésta es una técnica neuromoduladora, no neuroablativa, es decir que no produce destrucción del nervio, ni neuritis residual. Es un procedimiento utilizado para proporcionar alivio del dolor a largo plazo, mayor que el previsto por inyecciones simples o bloqueo nervioso.


Muchos de los pacientes que son considerados para este procedimiento ya han pasado por técnicas como la inyección epidural de esteroides, la inyección de la articulación facetaría, bloqueos del nervio simpático u otros bloqueos de nervios en los cuales el alivio del dolor es menor al deseado.


¿Cómo se lleva a cabo la Radiofrecuencia Pulsada?, se realiza en quirófano, es un procedimiento ambulatorio, con anestesia local; el procedimiento consiste en colocar una aguja en el sitio del dolor y con ayuda de un fluoroscopio se obtienen imágenes de rayos X en tiempo real, para posteriormente pasar corriente con una cánula, la cual interrumpirá y modulará en pulsos el estímulo, controlando así la temperatura y eliminando el calor en el tejido. La temperatura máxima alcanzada es de 40 - 42 grados centígrados en tiempos de 20 segundos, no es destructiva por lo que puede estar indicada en casos de dolor neuropático o en estructuras donde la Radiofrecuencia Convencional no está indicada.


Algunas de las ventajas de la radiofrecuencia pulsada comparada con la cirugía, incluyen menor tiempo de procedimiento, menor morbilidad, tratamiento ambulatorio y es una excelente opción para pacientes que no son candidatos a procedimientos quirúrgicos.


La radiofrecuencia está indicada en los siguientes tipos de dolor:

  • En la columna vertebral: cervical, dorsal, lumbar, patología artrósica, lesiones vertebrales.

  • Dolor facetario (articulaciones vertebrales).

  • Dolor por artrosis de cadera, rodilla y hombro.

  • Dolor discogénico: hernias de disco, ciática.

  • Dolor tras cirugía de la columna vertebral.

  • Dolor en articulación sacroiliaca (entre el sacro, el ilion y el coxis).

  • Síndromes de dolor regional complejo con dolor mantenido por el sistema nervioso simpático.

  • Neuralgia esencial del trigémino.

  • Ciertos casos de migraña.

  • Dolor en territorios de los nervios periféricos: intercostales, supraescapular, nervio pudendo, dolor abdominal, etc.

  • Dolor en determinados puntos dolorosos (puntos gatillo).

Es importante señalar que la Radiofrecuencia Pulsada es mas duradera que las infiltraciones sencillas, brindando alivio del dolor hasta por 12 meses; ésta técnica se puede realizar nuevamente si el dolor regresa.

Porque tu dolor me importa, hagamos visible lo invisible. Hay un tratamiento para aliviar el dolor. Calidad de Vida y Funcionalidad, No Más Dolor.



1 view0 comments