top of page
  • drcaballerodeleon

El hombro doloroso y la Medicina Intervencionista del Dolor, una solución innovadora a tu alcance.

Hola a todos, en el blog de hoy escribo sobre el dolor en hombro, una de las articulaciones más versátiles del cuerpo humano, lo que a su vez lo hace susceptible a diversas lesiones y condiciones que pueden causar dolor. Este dolor, comúnmente llamado "hombro doloroso", puede ser el resultado de múltiples causas, incluyendo la artritis, la bursitis, la tendinitis, lesiones por uso excesivo, lesiones por traumatismo, entre otras.



La principal manifestación de esta condición es el dolor, que puede ser constante o solo aparecer al realizar ciertos movimientos. Este dolor puede ser lo suficientemente intenso como para interferir con las actividades diarias, desde tareas simples como vestirse, peinarse o alcanzar objetos en estantes altos, hasta actividades más exigentes como levantar pesas o practicar deportes.

Además del dolor, puede presentarse una disminución en el rango de movimiento del hombro. Esta limitación puede ser frustrante y puede impedir la participación en actividades de ocio y deportivas, así como en tareas laborales que requieran levantar los brazos o cargar peso.

El diagnóstico preciso del hombro doloroso es crucial para un tratamiento exitoso. Técnicas de diagnóstico como el examen físico, la historia clínica, y técnicas de imagen, como radiografías, resonancias magnéticas o ultrasonido, permiten un diagnostico adecuado. Estas pruebas proporcionan una imagen detallada de la articulación del hombro, permitiendo identificar inflamaciones, desgarros o lesiones en los músculos, tendones o ligamentos.

La medicina intervencionista del dolor brinda múltiples beneficios para el manejo del hombro doloroso, el más importante es que proporciona un diagnóstico preciso y un tratamiento más específico, ya que permite visualizar, así como también tratar directamente la fuente del dolor. Además, es importante señalar que los procedimientos intervencionistas son mínimamente invasivos, con un menor riesgo de complicaciones y permiten una recuperación más rápida que las cirugías tradicionales.

La Medicina Intervencionista del Dolor brinda diversos tratamientos para el alivio por hombro doloroso, de acuerdo al caso clínico será el tratamiento; entre los más comunes están:

  • Inyecciones de corticosteroides, que pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor.

  • Bloqueos nerviosos para anestesiar el área y aliviar el dolor.

  • Un tratamiento más avanzado es la radiofrecuencia, procedimiento mínimamente invasivo que interrumpe la señal de dolor de los nervios afectados.

  • La neuromodulación, que incluye técnicas como la estimulación medular y la estimulación del ganglio de la raíz dorsal, para modificar las señales nerviosas y reducir la percepción del dolor.

En conclusión, el hombro doloroso puede ser debilitante, pero con un diagnóstico preciso y el enfoque innovador de la medicina intervencionista del dolor, es posible encontrar alivio del dolor con opciones de tratamiento mínimamente invasivas y altamente efectivas.

Dicho lo anterior, es importante que el paciente que presenta hombro doloroso reciba tratamiento oportunamente, pues se ha demostrado que la presencia constante de dolor puede llevar a trastornos del sueño y a una disminución de la energía, lo que puede afectar el estado de ánimo y la capacidad para disfrutar de la vida. Los pacientes pueden sentirse frustrados, ansiosos o deprimidos debido a la incapacidad para realizar actividades que antes eran parte de su rutina diaria.

Además, en casos crónicos, el temor a que el dolor empeore puede llevar a los pacientes a evitar ciertas actividades, lo que puede llevar a un círculo vicioso de disminución de la actividad física, debilitamiento de los músculos y por lo tanto, a más dolor y limitación.

Sin dejar de mencionar el impacto social, ya que puede limitar la capacidad de los pacientes para participar en actividades sociales y de ocio que requieran el uso del hombro, lo que puede afectar aún más su calidad de vida.

Luego entonces, podemos concluir que el hombro doloroso es una condición que va más allá del dolor físico, afectando significativamente la calidad de vida de los pacientes a nivel físico, emocional y social. Por ello es crucial que el paciente reciba un diagnóstico y tratamiento adecuado para manejar los síntomas y minimizar su impacto en la vida del paciente.

Porque tu dolor me importa, hagamos visible lo invisible. hay un tratamiento para ti.

Calidad de Vida, No Más Dolor.






Comments


bottom of page