• drcaballerodeleon

Cuidados Paliativos... Calidad de Vida, Sin Dolor En Una Etapa Terminal.

El dolor, experiencia sensorial y emocional desagradable, asociada a un daño real o potencial descrita en los términos de dicha lesión (IASP, 1978), es algo que todos hemos experimentado, pero hay quienes lo sufren y lo continúan sintiendo por largos períodos de tiempo, es ahí cuando hablamos de un dolor crónico. No olvidemos que el dolor crónico es aquel que persiste o se repite en un período mayor a 3 meses o persiste más de un mes posterior a la recuperación de la lesión inicial; éste puede ocasionar trastorno del sueño, disminución o perdida del apetito, perdida del gusto para la comida, perdida de peso, disminución de la libido o estreñimiento.



El dolor, hemos venido comentando que se asocia a enfermedades crónico-degenerativas, incurables, progresivas, e invalidantes, lo cual trae al paciente sufrimiento y deterioro progresivo de su calidad de vida, sumando a esta cronicidad de hechos, a los familiares del paciente, quienes ven alterada su rutina de vida y en gran medida comparten el dolor de su familiar enfermo.

Pero, ¿qué sucede con el paciente con cáncer que presenta dolor crónico, a qué se le da mayor énfasis en su atención médica?, menciono lo anterior porque nos hemos olvidado en gran medida, de brindar alivio al dolor de nuestro familiar con cáncer y nos hemos concretado a atender la patología que detonó ese enfermedad, cuando sería también muy importante, brindar calidad de vida al paciente oncológico, porque el alivio del dolor en el paciente con cáncer, es posible.

Desde un marco legal, se ha intentado regular y dar un carácter de derecho a la atención con cuidados paliativos de los pacientes enfermos en situación terminal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS, 2002) define los cuidados paliativos como el cuidado activo e integral de pacientes cuya enfermedad no responde a terapeúticas curativas. Su fundamento es el alivio del dolor y otros síntomas acompañantes, para mejorar la calidad de vida del paciente.

pero, es importante señalar que el objetivo de los cuidados paliativos no es solo el alivio del dolor, sino también ayudar a atenuar el sufrimiento de índole física, psicosocial y emocional de los pacientes con alguna enfermedad de gravedad en una fase avanzada, o terminal, así como también, ayudar a los familiares de este grupo de pacientes a cuidar de sus seres queridos. Luego entonces, los cuidados paliativos tienen su premisa en brindar alivio a los pacientes afectados por una enfermedad en fase terminal para que vivan el tiempo de vida que les queda de la mejor manera posible con Calidad De Vida Y Funcionalidad, Sin Más Dolor.

Por largo tiempo se ha trabajado en este tenor para de alguna manera regular y que sea un derecho del paciente los cuidados paliativos; así, en el año 2008 es publicado en el Diario Oficial de la Federación un proyecto de norma en este tema, siendo el 5 de Enero de 2009, día en que se publica el decreto en el Diario Oficial de la Federación, la Norma Oficial Mexicana NOM-011-SSA3-2014, “Criterios para la atención de enfermos en situación terminal a través de cuidados paliativos".

Cabe señalar que en nuestro Sistema Nacional de Salud, aún prevalece la cultura de que el médico realice todo lo que esté a su alcance para curar a su paciente; pero, lo anterior puede derivar en llegar al estadío donde en un afán terapeútico y de búsqueda de salud del paciente, se realicen tratamientos que resultan dolorosos y no ayudan a curar al paciente, ni a mejorar su calidad de vida, ni a prolongar ésta, por el contrario pueden llegar a hacer más larga su agonía y sufrimiento, olvidándose de la atención integral, lo cual debe considerar el alivio del dolor.

Los cuidados paliativos deben ser considerados desde un punto de vista holístico, donde paciente y familia cuidadora sean una unidad a considerar en este tema.





5 views0 comments