top of page
  • drcaballerodeleon

Procedimientos Intervencionistas En Dolor Neuropático, Calidad De Vida.

El dolor neuropático es una condición crónica y compleja que se origina como consecuencia de una lesión o disfunción del sistema nervioso, ya sea periférico o central. Este tipo de dolor puede describirse como ardoroso, punzante, o similar a una descarga eléctrica, es una de las condiciones más difíciles de manejar en el ámbito de la medicina del dolor.




El dolor neuropático debido a su naturaleza persistente impacta en la calidad de vida del paciente, además éste puede no responder favorablemente a los tratamientos farmacológicos convencionales. En México, estudios recientes sugieren que aproximadamente el 7% de la población general sufre de dolor neuropático, lo que se traduce en más de 9 millones de personas (García et al., 2018).


Las modalidades de tratamiento para el dolor neuropático incluyen medicamentos, terapia física y procedimientos intervencionistas del dolor; éstos últimos han demostrado ser un tratamiento eficaz para brindar alivio en el dolor de origen neuropático.


Los procedimientos intervencionistas para el manejo del dolor se centran en la aplicación directa de tratamientos en la fuente del dolor. Estos pueden incluir inyecciones, radiofrecuencia, neuroestimulación espinal y bloqueos nerviosos, entre otros. Aunque los resultados pueden variar dependiendo del tipo y la causa del dolor neuropático, se ha demostrado que los procedimientos intervencionistas brindan un alivio significativo del dolor y mejoran la calidad de vida de los pacientes.


Un meta-análisis reciente (Kapural et al., 2020) demostró que la estimulación de la médula espinal, proporciona alivio del dolor a largo plazo y mejora la calidad de vida en pacientes con dolor neuropático. Similarmente, el bloqueo del nervio periférico ha demostrado ser efectivo para el tratamiento del dolor neuropático, particularmente en condiciones como la neuralgia del trigémino y la neuralgia postherpética (Cohen et al., 2013).


El uso de procedimientos intervencionistas para el manejo del dolor tiene beneficios adicionales. Estos procedimientos se realizan de manera ambulatoria, son mínimamente invasivos, además es importante señalar permiten una disminución en el uso de medicamentos analgésicos, especialmente de los opioides, lo que reduce el riesgo de dependencia y efectos secundarios.


El dolor neuropático afecta a una proporción significativa de la población en México.

A pesar de los desafíos asociados en su manejo, los avances en los Procedimientos Intervencionistas del Dolor brindan nuevas esperanzas a los pacientes que sufren de este tipo de dolor. El objetivo del tratamiento siempre será aliviar el dolor y mejorar la funcionalidad y calidad del vida del paciente.

Que el dolor no limite tu vida diaria, hay un tratamiento para ti.

Porque tu dolor me importa, hagamos visible lo invisible.

Calidad de Vida, No Más Dolor.



Comentarios


bottom of page