• drcaballerodeleon

Dolor Neuropático, nada empático con el diario vivir del paciente que lo presenta.

Dolor con sensación quemante, entumecimiento, hormigueo o hipersensibilidad al roce o al frío, dolor constante o intenso? Puede ser dolor neuropático.



Definamos dolor neuropático, es un dolor crónico secundario a una lesión o enfermedad que afecta el sistema somatosensorial. Se estima que aproximadamente el 20% del dolor crónico es de origen neuropático. Este dolor afecta la calidad de vida del paciente, ya que se asocia a trastornos del sueño o alteraciones del ánimo, cansancio, perdida de concetración, entre otras (Velasco, 2014).


Es importante señalar que al ser infratratado el dolor neuropático el paciente puede presnetar una baja respuesta analgésica al tratamiento o mala tolerabilidad al mismo, complicando el cuadro clínico (Wilson et al,. 2022); por ello la importancia de ser derivado a un Médico Especialista en Medicina Intervencionista del Dolor.


Datos señalan que del total de pacientes que refieren dolor crónico, uno de cada cuatro presenta dolor de origen musculoesquelético (Estudio PANDHORA, 2011). Estudio que tuvo como objetivo analizar el perfil demográfico y clínico del paciente con patología musculoesquelética que acude por primera vez a un centro especializado en tratamiento del dolor.


El estudio PANDHORA reveló que en más del 50% de los pacientes remitidos a la Unidad de Dolor se indicaron técnicas intervencionistas, lo que demuestra la importancia de la Medicina Intervencionista del Dolor al brindar alternativas terapéuticas a aquellos pacientes que padecen dolor crónico severo no controlado (Estudio PANDHORA, 2011).


Hay una diversidad de patologías que dan origen al dolor neuropático, como por ejemplo: degenerativas (hernia discal, fibrosis pulmonar, esclerosis múltiple), por fármacos, infecciosas (herpes zóster, sida, lepra, poliomielitis), metabólicas (diabetes mellitus, lupus, insuficiencia renal crónica, hipotiroidismo), quirúrgicas, genéticas (neuropatías hereditarias), térmicas (quemaduras), traumáticas, tumorales e isquémicas (trombosis venosa o arterial).


El diagnóstico oportuno permitirá iniciar un adecuado tratamiento y obtener una mejor respuesta al tratamiento. Si usted presenta síntomas como parestesias, disestesias, hiperalgesia, alodinia, propios del sistema nervioso, acuda a revisión puede ser Dolor Neuropático.

Contamos con herramientas diagnósticas que a través de la historia clínica, estudios específicos y cuestionarios diagnósticos permitirán evaluar el dolor y determinar si éste es de origen neuropático.


Al menos el 15 % de los pacientes que acude a consulta por dolor, éste es de origen neuropático. Pero lo más alarmante, es que la mayoría de los pacientes que presentan síntomas de dolor neuropático son manejados en la atención primaria y sólo la minoría, generalmente los cuadros refractarios, son referidos a especialistas en dolor (Velasco, 2014). El dolor es considerado una enfermedad, no un síntoma y el alivio a éste es un derecho universal. Porque tu dolor me importa, hagamos visible lo invisible, hay un tratamiento para aliviar el dolor.

Calidad de Vida y Funcionalidad, No Más Dolor.

2 views0 comments