top of page
  • drcaballerodeleon

Cuidado Paliativo Oncológico: Un Enfoque Multimodal.

Updated: Jul 28, 2023

El cáncer, una palabra que en sí misma puede suscitar miedo e incertidumbre, es una enfermedad compleja. Se caracteriza por un crecimiento anormal y sin control de las células que pueden invadir tejidos y órganos cercanos o dispersarse a otras partes del cuerpo, un proceso conocido como metástasis. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el cáncer es la segunda causa principal de muerte en todo el mundo, siendo responsable de aproximadamente 10 millones de muertes en 2020 (World Health Organization, 2021).




El cáncer y su tratamiento a menudo van acompañados de dolor crónico, una realidad devastadora que afecta la calidad de vida del paciente. El dolor puede ser causado por el tumor mismo, que puede presionar los nervios, huesos y otros órganos, o puede ser una secuela del tratamiento, como la cirugía, la quimioterapia o la radioterapia.


El manejo del dolor en pacientes con cáncer es fundamental y se debe realizar de manera individualizada y multimodal. Esto implica abordar el dolor desde varias perspectivas, que incluyen intervenciones farmacológicas, físicas, psicológicas e intervencionistas.


La medicina intervencionista del dolor se ha convertido en un componente crucial del manejo del dolor en el cáncer. Este enfoque utiliza técnicas mínimamente invasivas, como la inyección de medicamentos, el bloqueo de los nervios, la radiofrecuencia, los implantes de bombas de medicamentos y los estimuladores de la médula espinal, para aliviar directamente el dolor. El propósito de estas intervenciones es interrumpir la transmisión del dolor a nivel del sistema nervioso (Cohen et al., 2016).


La medicina intervencionista del dolor ofrece numerosos beneficios. Puede proporcionar alivio inmediato y duradero, permitiendo a los pacientes realizar actividades diarias con mayor comodidad y mejorando su calidad de vida general. A diferencia de los medicamentos, estas técnicas se dirigen específicamente a las fuentes de dolor, lo que reduce la posibilidad de efectos secundarios.


Es importante destacar que el uso de la medicina intervencionista para el manejo del dolor está en aumento. Según un estudio publicado en el "Journal of Palliative Medicine" en 2021, el uso de la medicina intervencionista para el manejo del dolor en pacientes con cáncer ha aumentado en un 197% en los últimos diez años (Deer et al., 2021).


El cuidado paliativo oncológico es una disciplina esencial y holística que se centra en mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer y sus familias. Este enfoque multidisciplinario y multimodal proporciona alivio del sufrimiento mediante la identificación temprana, la evaluación imparcial y el tratamiento del dolor y otros problemas físicos, psicológicos y espirituales.


En resumen, el cáncer es un desafío multifacético que requiere una estrategia de tratamiento multimodal. El dolor, un síntoma frecuente y debilitante, puede ser manejado eficazmente con una combinación de terapias que incluyen la medicina intervencionista. #NoAlDolorEnCancer #TratamientoMultimodal #MedicinaIntervencionistaDelDolor

bottom of page