top of page
  • drcaballerodeleon

Abordaje del dolor en niños y adolescentes.

Hemos escrito sobre el dolor, desde diversas aristas y hemos señalado que es una sensación desagradable cuyo significado es adquirido por cada individuo mediante su propia experiencia, es decir, es subjetivo. Solo que no se ha hablado sobre el dolor en niños y adolescentes, por lo que hoy el blog será para ello.



Es muy importante subrayar que el dolor en los niños y adolescentes, es un problema de salud publica que puede afectar significativamente la vida de ellos, además de la cronicidad que éste puede presentar.

Hablemos sobre el impacto negativo del dolor crónico. Los pacientes pueden experimentar problemas en su funcionamiento físico, cognitivo, emocional, escolar y laboral (Haraldstad, Sørum, Eide, Natvig, & Helseth, 2011)(Luntamo, Sourander, Santalahti, Aromaa, & Helenius, 2012)(Maes et al., 2017). Es importante señalar que estudios revelan, el dolor está relacionado con altas tasas de discapacidad funcional, trastornos del sueño, ansiedad y depresión; además, puede provocar aislamiento social, así como una mayor dificultad para atender las exigencias académicas.

Sin embargo, aunque el dolor en la población infantil y juvenil es un problema extenso y con un enorme impacto, sigue siendo poco conocido, escasamente estudiado, y está infratratado (Miró, 2010).

Brattberg (2004) encontró que el 59% de las mujeres y el 33% de los hombres que informaron haber padecido dolor crónico en la infancia, lo padecían también en la edad adulta.

Por otro lado, no debemos olvidar a los niños con dolor oncológico, quienes sufren el riesgo de quedar relegados ante la necesidad de atacar la causa del problema, por lo que es vital reciban atención para aliviar y tratar el dolor.

Cabe resaltar, que los avances médicos han incrementado la supervivencia de los niños con cáncer, quienes pueden padecer dolor en algún momento de su enfermedad, por lo que el tratamiento adecuado debe comenzar cuando se diagnostica la enfermedad y debe continuar durante todo su tratamiento.

En cifras el dolor crónico afecta entre el 20 y 30 por ciento de la población infantil y juvenil (SED,2018). De los afectados, un 5 por ciento sufre graves problemas de discapacidad asociados al dolor, según los últimos estudios presentados.

Una de las diferencias con respecto a los adultos es que el dolor crónico en niños y jóvenes suele tener un origen osteomuscular, abdominal o del estilo de cafaleas, en los cuales no llega a encontrarse una enfermedad presente en el momento del desarrollo del dolor.

Los primeros síntomas de la Sensibilización Central en estas edades, según Jesús Cebrián, son la reducción de actividades diarias, el absentismo escolar, una mayor dependencia de adultos, alteraciones en el estado de ánimo y una disminución de la actividad deportiva y social.

El abordaje del dolor en niños y adolescentes se debe realizar oportunamente, hay un tratamiento para cada caso, todos con un enfoque multidisciplinario, para considerar cada uno de los aspectos que intervienen y poder brindar alivio del dolor.

Calidad de Vida, No Más Dolor.



16 views0 comments

Comments


bottom of page